En Ecosmartology nos preocupa mucho el problema escondido que generan las ondas electromagnéticos de los dispositivos electrónicos que utilizamos en nuestro día a día. Sobra decir que el móvil se ha convertido en un utensilio indispensable en nuestras vidas pero rara vez nos paramos a preguntarnos como de seguros son estos dispositivos para nuestra salud y la de quienes nos rodean.

Todos sabemos que el fenómeno de las ondas electromagnéticas y sus efectos sobre la salud son una cuestión no exententa de polémica asociada a miles de millones de beneficios que afecta a no pocas empresas y sectores.

Los gobiernos tienen aprobados unos estándares de seguridad para los dispositivos móviles que son muy antiguos y no corresponden con el uso de esta tecnología a día de hoy. Además están hechas teniendo en cuenta únicamente como inlfuyen las Ondas Electromagnéticas a nivel térmico en la salud humana sin tener en cuenta los numerosos estudios de los últimos años que demuestran su afección en el desarrollo celular, así como en otras áreas que veremos detenidamente en otros post.

La Orgaización Mundial de la Salud, debido a los resultados de un gran número de estudips, en 2011 clasificó las ondas electromagnéticas como posiblemente cancerígenas. Esto es las inlcuyó en la lista II. Puedes verlo en este enlace.

Cabe no olvidar que los móviles trabajan en una frecuencia de onda similar a la de los microondas. Todos sabemos el poder que tienen las ondas electromagnéticas dentro de un microondas, capaces de poner a hervir agua en cuestión de segundos. Es importante que nos detengamos a pensar, que pueden causar estas ondas en nosotros mismos y en especial en nuestro celebro cuando nos pegamos el móvil en la cabeza. Peor si nos apramos a pensar que más del 70% de nuestro celebro está compuesto por agua, si, ese agua que hierve en segundos en el microondas….

En cualquier caso, desde Ecosmartology no queremos abarcar este problema desde la rigidez. Queremos buscar soluciones que peudan hacernos buscar formas que nos permitan seguir utilizando estos dispositivos de un modo inteigente y sin perjudicar esta salud.

Por eso hemos hecho una sección específica para tratar este tema y estamos en desarrollo de unos cursos para aprender a usar los dispositivos móviles, las ondas electrtomagnéticas (ej WIFI) de un modo inteligente reduciendo al m´aximo su riesgo. Cabe destacar que son muchos estudios los que apuntan a la especial afección que tienen estas ondas en el crecimiento celular y por tanto en los niños y bebes. Es por esto que centraremos gran parte de nuestros análisis y enfoque en impedir el daño que causean estos dispositivos en edades tempranas.