Las lentejas (Lens Culinaris Med) son una planta de la familia de las papilionáceas. Es una planta de periodo anual con tallos angulares y hojas compuestas, con flores de colores y cuyo fruto lo ofrece en forma de legumbre de entre uno y dos centímetros de longitud y en cuyo interior se encuentra la semilla aplanada de la lenteja. La lenteja, que viene de la palabra latina lenticula.
Origen
Los primeros restos de los que se tiene constancia han sido hallados en Siria y tienen una antigüedad fechada en torno a los 11000 años. Se considera que las lentejas, como la avena, son originarias del Medio Oriente (La llamada “Creciente Fértil: Turquía, Anatolia, Siria), donde todavía se les puede encontrar en estado silvestre. Los primeros indicios de su cultivo se habrían encontrado en la zona de Israel y se corresponderían con una antigüedad de unos 7000-9000 años, constituyendo una de las primeras plantas en ser cultivadas.
Los principales países productores mundiales son Turquía y la India, y se consumen principalmente en Europa, cuenca mediterránea y Oriente.
La lenteja fue uno de los alimentos predilectos en Egipto y de allí pasó a roma.
Propiedades y Valor Nutricional
Entre las propiedades y beneficios que ofrece el consumo de esta legumbre destaca su alto grado de aporte de proteínas, por lo que son recomendadas para personas vegetarianas. Ademas proporcionan un aporte de aminoácidos de fácil digestión de vital importancia para el correcto funcionamiento del organismo. Estos aminoácidos presentes en la lenteja colaboraran ante el envejecimiento al renovar nuestras células así como de cuidar de nuestro pelo, de nuestra piel y nuestras uñas.  Por su alto contenido en selenio son antioxidantes y protectoras frente a los radicales libres, responsables del envejecimiento y algunos cánceres.
Otras propiedades nutritivas de las lentejas las encontramos en el aporte de vitaminas del grupo B que cuidan de nuestro sistema nervioso y su importante aporte de hierro. También destacan por su composición, en el que nos ofrecen fibras, potasio, fósforo, sodio, magnesio, manganeso, selenio, zinc, cobre, calcio o vitaminas como la C, E o las vitaminas del grupo B como la B1 o tiamina o la B2 o riboflavina, así como acido fólico y niacina.
 El Mito del Hierro 
El hierro más fácil de asimilar por los seres humanos es el hierro ‘hémico’, como el que se encuentra en tejidos animales tales como la carne, el pescado y los lácteos, que es el más parecido al de nuestro organismo.

Si bien es cierto que las lentejas son ricas en hierro, éste se presenta en ellas acompañado por derivados del ácido fítico (un compuesto orgánico con muchos átomos de carbono), el cual forma compuestos tan estables con el hierro, que nuestro organismo no es capaz de desdoblarlos (se dice que el hierro, aunque presente, está ‘secuestrado’ por el ácido fítico).

Nos podemos encontrar una gran variedad de lentejas en el mercado, si bien las más comunes respecto a su consumo en España son las  A continuación enumeramos las más relevantes:

36463940_ml

Lenteja Verde: La lenteja verde que se cultivan en el sur de Europa, norte del continente africano y America, de semillas mas grandes, aplanadas y con puntos de color amarillo. La lenteja verde desprende un olor fresco y con un ligero aroma a frutos secos. Tiene un sabor terroso y suave muy feo al paladar y ofrece gran variedad de usos en la cocina. Es perfecta tanto para guisos, cremas, sopas o ensaladas.

De mayor tamaño que las lentejas marrones son muy aplanadas y suelen ser amarillas en su interior. Rivas en carbohidratos, protejas y fibras, si las combinamos con arroz logramos que las proteínas pasen a ser de alto valor biológico gracias a su aporte en metionina. También son ricas en vitaminas de Grupo B y minerales.
Lenteja roja, mas pequeñas que las anteriores y de forma redondeada y puntos que van del amarillo al negro, siendo cultivadas en países como Asia, Etiopia o Afganistán.

Lenteja beluga
: de pequeño tamaño y aspecto brillante utilizado para la confección de ensaladas o sopas.
 
Lenteja pardina, pequeña lenteja de color pardo, recomendada para ensaladas o platos típicos mediterráneos, entre sus características destaca por cocinarse de forma rápida.  Se consume sobre todo en conserva.
Lenteja Du Puy, cultivada en la zona francesa de Du Puy, se caracteriza por mantenerse entera una vez cocinada, de ahí el reconocimiento de esta en la cocina por parte de los chef más prestigiosos.
 
Lenteja Verdina, es de color verde y pequeño tamaño, utilizada en toda Sudamérica. Es de cocción rápida.
 
Lenteja Urad Dal, de origen indio y color blanco por su alto contenido en proteínas.
Lenteja Rubia, Castellana o Reina:  De color verde claro y de tamaño bastante grande. Es de tamaño regular y es la lenteja que más se consume en nuestro entorno.
Lenteja de Armuña, una lenteja con denominación de origen, destaca por su sabor, su tamaño y tonalidad amarillenta.Se consume menos que la anterior.
Lenteja Crimson, de color rojizo originaria de Turquía. Se cuece en 10 minutos y resulta excelente para purés
 
Lenteja Red Chief, originaria de Egipto. Muy consumida en Pakistán donde se conoce como Masoor Dahl